¿Desde dónde nos visitas?

Si continúas navegando por nuestra web, confirmas que has leído y aceptado nuestra política de cookies.
SUBIR
 

Mejora tu experiencia de compra y ahorra como nunca con la App de Lupa. Descárgala gratis en Google Play y App Store.

Pularda al horno

 

Ingredientes:

    • 800 g de solomillo de ternera
    • 3 manzanas
    • 200 g de champiñones
    • 1 chalota
    • 40 ml de brandy
    • 50 ml de nata
    • 40 g de mostaza
    • 100 g de jamón serrano
    • 100 g de paté de ave
    • 2 láminas de hojaldre
    • 1 huevo
    • 20 g de mantequilla
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Sal
    • Pimienta
    • Canela
    • Perejil
    • 1 pularda de unos 2-3 kilos limpia
    • 6 chalotas
    • 200 g de Oporto
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Sal

Para el relleno:

    • 50 g de almendras enteras crudas
    • 25 g de piñones
    • 5 g de semillas de sésamo
    • 30 g de uvas pasas
    • 80 g de ciruelas pasas
    • 75 g de jamón curado
    • 20 g del aceite que utilicemos en la marinada
    • Sal

Para marinar:

  • Tomillo
  • Romero
  • Pimienta negra molida
  • Enebro
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Vinagreta de aceite de oliva virgen extra, zumo de limón, perejil y orégano

 

¿Cómo preparar la receta?

Lo primero que debemos hacer es limpiar bien la pularda y quitar todas las plumas o pelillos que puedan quedar con un soplete. Cuando terminemos, la lavamos bien y secamos. La dejamos fuera de la nevera mientras vamos preparando el resto de pasos.

En el vaso de una batidora añadimos todos los ingredientes para hacer la marinada, hasta conseguir una salsa ligera, pero con textura. Precalentamos el horno a 175ºC con calor arriba y abajo, y mientras mezclamos en un bol todos los ingredientes del relleno y le añadimos sal al gusto.

Volvemos a nuestra pularda y separamos la piel de la carne en la zona de las pechugas. Añadimos unas cucharadas de nuestra marinada para que se impregne bien. Untamos la bandeja del horno con aceite de oliva virgen extra y colocamos la pularda sobre ella. Salamos al gusto y la untamos con la marinada. Introducimos en la pularda el relleno de frutas y frutos secos y reservamos un par de cucharadas. Pelamos las chalotas e introducimos una en la pularda.

El resto, junto con las cucharadas reservadas del relleno, lo esparcimos por la bandeja. Atamos las patas de la pularda y la colocamos boca abajo, de tal manera que las pechugas queden en contacto con la bandeja. La introducimos en el horno a media altura y la dejamos cocinar durante una hora.

Pasado ese tiempo, sacamos la bandeja del horno y le damos la vuelta a la pularda. Añadimos entonces el vino de Oporto y la volvemos a meter al horno una hora más.

Si queremos que la pularda nos quede crujiente, no debemos bañarla con el jugo que sale de su cocción. Si no buscamos este resultado, entonces debemos mojarla una o dos veces durante las dos horas. Tras ese tiempo, subimos la pularda a la altura del ventilador para que se seque un poco la piel, con cuidado de que no se nos queme demasiado.

Cuando tenga el aspecto deseado, la retiramos del horno y la cubrimos con papel de aluminio durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, ya puedes servirla.